Preguntas frecuentes



¿Cómo se lleva a cabo el tratamiento?

El tratamiento parte de la evaluación neuropsicológica, que determinará muy específicamente los déficits existentes en las funciones cognitivas del paciente. Dicha evaluación determinará las guías terapéuticas a seguir, así como las expectativas del tratamiento.

Una vez establecidas, el neuropsicólogo desarrolla un protocolo de actuación multidisciplinar especializado en daño cerebral que abarca tres áreas: neuropsicología, logopedia y fisioterapia neurológica.

Es importante destacar que el tratamiento se realiza de un modo intensivo. Nuestra filosofía es clara al respecto, puesto que la eficacia del proceso rehabilitador también está determinada por la intensidad del mismo.

Igualmente, es importante destacar dos variables que afectan de modo inexorable a la evolución del paciente: el tiempo transcurrido desde la lesión cerebral y su rango de edad. De este modo, cuanto antes se comience el proceso rehabilitador, mayor posibilidades terapéuticas tendrá. Y por otro lado, debido a la plasticidad neural, cuanto más joven sea el paciente, en líneas generales, más temprana será su recuperación.

¿Cuánto tiempo dura el tratamiento? ¿Podré ir obteniendo información?

Por norma general, el tratamiento es llevado a cabo en un rango temporal que abarca unos seis meses-un año, si bien dependerá en cierta medida de la evaluación neuropsicológica llevada a cabo. No obstante, dicho rango suele ser operativo para la mayoría de pacientes.

Mensualmente, se emiten unos informes de evolución breves del paciente. Son análisis breves del trabajo realizado en cada área estipulada en el informe de evolución, para poder asegurarnos de que el paciente está respondiendo positivamente al tratamiento. Posteriormente, se realiza uno trimestral exhaustivo, así como una reunión con los familiares para poder determinar de modo claro y conciso la evolución terapéutica.

¿De veras, hay esperanza?

Indudablemente, sí. Los avances en neurociencia están permitiendo que pacientes que estarían relegados a permanecer con los déficits establecidos por la lesión, avancen hasta el punto de poder obtener una funcionalidad que les permita ser independientes.  Es, por tanto, fundamental realizar una evaluación neuropsicológica específica que permita determinar las posibilidades de dicho paciente.

Centro Paso a Paso | Aviso legal   Politica de privacidad   Cláusula de Contacto | info@centropasoapaso.com